DIRECTRICES PARA LA REAPERTURA TURÍSTICA EN LA UNIÓN EUROPEA

·         El director de emergencias de la Organización Mundial de Salud (OMS), al opinar sobre la reapertura de fronteras entre países del centro de Europa, que intercambiar turistas entre zonas que comparten medidas ante la pandemia y niveles de riesgo similar, no implica ningún riesgo extra.

·         La Unión Europea (UE) propone la apertura de sus fronteras internas en tres fases y mediante la apertura de corredores seguros entre países o regiones en situaciones similares de riesgo en cuanto hace a la contención del COVID-19.

·         En la UE el turismo aporta el 10% del PIB y el 12% del empleo total. Es una actividad especialmente importante para Francia, Grecia, España e Italia.

·         Después de que durante la pandemia cada país tomó sus medidas de forma independiente, la UE propone que el levantamiento de las restricciones sea un proceso coordinado.

·         La UE plantea levantar las restricciones de la pandemia entre regiones en una etapa similar, en donde la situación ya esté mejorando.

·         En la siguiente fase se plantea el levantamiento de todos los controles fronterizos para que se pueda viajar libremente dentro del espacio europeo.

·         Todas las medidas en favor de la reactivación turística están supeditadas a la capacidad sanitaria de las regiones de recepción de visitantes para asumir nuevos casos de contagio.

·         Se establecen protocolos de seguridad sanitaria para los hoteles y demás alojamientos turísticos, en donde es primordial el distanciamiento social. Para relajar las medidas de restricción y reanudar las actividades turísticas una región o país debe:

o   Haber alcanzado un nivel bajo de incidencia de COVID19.

o   Que el sistema sanitario local tenga capacidad suficiente para locales y turistas en caso de un aumento repentino de casos

o   Facilidades para la repatriación de personas infectadas.

o   Contar con un sistema de vigilancia epidemiológica para evitar contagios entre locales y turistas.

o   Garantizar la realización de pruebas a gran escala para la detección temprana de casos y el rastreo de contagios para prevenir nuevos brotes.

o   Comunicación plena entre autoridades de distintos países y prestadores de servicios turísticos para el rastreo de contagios.

o   Información completa a los turistas sobre el contexto local con respecto al COVID-19 y lo que deben hacer ante la sospecha de un contagio.

o   Contar con planes de acción ante el surgimiento de nuevos contagios, incluso considerando retomar medidas de restricción.

o   Los establecimientos de alojamiento deben contar con datos de contacto de sus huéspedes en caso de que sea necesario su rastreo.

o   Los hoteles deben aplicar medidas para mantener el distanciamiento físico en zonas comunes, fijando máximos de clientes en cada área, asignación de horarios o reservaciones para el uso de facilidades y centros de consumo.

o   Cuando no sea posible mantener una distancia de 1.5 a 2 metros de separación, debe recurrirse al uso de mascarillas, mamparas o cualquier otro sistema que permita reducir las posibilidades de contagio.

o   En espacios al aire libre debe mantenerse el distanciamiento físico junto con las medidas de higiene pertinentes.

o   Deben posponerse eventos en espacios cerrados y con respecto a las áreas para niños, pensar mucho en su reapertura.

 

Fuente: Comisión Europea, COVID-19, Orientaciones de la Unión Europea para la reactivación progresiva de los servicios turísticos y para los protocolos sanitarios en los establecimientos de hostelería, Bruselas, 13 de mayo de 2020.